Evaluación política de la Comuna Internacionalista de Rojava (mayo/junio de 2020) ante la situación de guerra y amenaza de una gran ofensiva contra Rojava

Reproduïm el comunicat de la Comuna Internacionalista de Rojava:

9 de junio de 2020

Observamos cómo se están dando más pasos preparativos para iniciar una próxima gran ofensiva e invasión de Rojava. La situación de guerra, tal como lo hemos descrito en nuestros análisis anteriores, nunca se ha parado y diariamente nos llegan noticias sobre la intensificación de los ataques en los diferentes frentes, sobre todo en Ayn Issa, Til Temir y Shehba. Al mismo tiempo, las fuerzas imperialistas y particularmente Turquía y sus aliados yihadistas persiguen una clara política de desgaste de la población, con el objetivo de romper su voluntad. Cada día, más y más campos de cultivo están ardiendo, en particular en las áreas alrededor de Til Temir, Qamishlo, Hasakeh y Shehba, así como en las zonas recientemente ocupadas (Serêkaniyê y Girê Spî). Muchos de estos incendios son el resultado de los ataques de artillería, mientras que también, entre otros, grupos yihadistas, prenden fuego a los campos a propósito para poner en peligro la vida de las personas y sus bienes y, por lo tanto, destruir la base material sobre la cual se sostiene la mayoría de la población de Rojava, obligándola a sufrir aún más dificultades económicas. El objetivo es también que la gente se vaya de los pueblos y aldeas en que están viviendo. Las dificultades económicas ya están empeorando de todos modos debido a la creciente inflación de la libra siria, un factor que ahora mismo impide que la población pueda permitirse adquirir incluso los productos básicos para sobrevivir. Además, en relación con todo esto, el agua se utiliza cada vez más como un arma contra Rojava y otras partes de Kurdistán – un hecho que fue también criticado como “guerra especial”  por organizaciones como Human Rights Watch -, y el acceso al agua de un gran número de personas en Rojava se ve gravemente afectado por ello. De hecho, Turquía está bombardeando directamente estaciones de agua o limitando el flujo de aguas del Éufrates, también gracias a las presas construidas en Bakûr. Todas estas cosas constituyen unas tácticas especiales de guerra, bastante comunes en esta fase bélica, y deben ser entendidas en el contexto más amplio de la preparación de nuevas grandes ofensivas ya planificadas por el enemigo.

El fascismo turco está haciendo todo lo posible para destruir los logros de la Revolución y la revolución en su conjunto, pero también quiere cometer genocidios. El aumento del personal y vehículos militares turcos que se desplazan a Siria es algo que ya hemos destacado en análisis anteriores. El recién establecimiento de nuevas bases militares en Idlib – lo que supone también una nueva amenaza para Rojava, ahora desde el sur – sigue la línea de una continua presencia turca en la zona y del objetivo de la fantasía neo-otomana donde el control sobre Idlib está incluido en el plan fascista turco.

El Estado turco continúa lanzando sus amenazas contra Rojava. El portavoz del gobierno turco, İbrahim Kalın, dijo abiertamente que no van a aceptar que Rojava sea un lugar para los kurdos, no sólo negando la realidad del pueblo kurdo que vive en la región multiétnica de Rojava, sino también haciendo una llamada implícita para nuevos cambios demográficos y genocidios.

Mientras que la unidad kurda sigue siendo importante, como ha destacado Karayilan (1), especialmente para contrarrestar el genocidio contra el pueblo kurdo en su conjunto, también es importante destacar que el PDK sigue los planes imperialistas de EE.UU., que consisten en asegurar la influencia de EE.UU. en la región alrededor de Irak así como prepararse para ofensivas contra Irán, y del fascismo del AKP-MHP. Esto último se hace evidente al ver los continuos bombardeos, amenazas, provocaciones y el aumento de actividades de los peshmerga en las áreas controladas por la guerrilla y zonas cercanas. Por ejemplo, un informe reciente (2) ha revelado que durante una reunión conjunta entre el servicio secreto turco, MIT, en colaboración con los servicios secretas del PDK, llamados Parastin (que significa “defensa”, lo cual resulta bastante cínico) – donde Fazıl Mirani, el jefe del Politburó del PDK estaba presente – se había planeado un ataque contra la policía, la minoría étnica turcomana y la oposición en Duhok. La idea era llevar a cabo una masacre al estilo de la contraguerrilla, cometida por los agentes del PDK y del MIT disfrazados de guerrilleros del PKK. El objetivo sería ganarse el apoyo de la población kurda de la región de Behdinan (la ciudad de Duhok está en esta zona) y de la gente turcomana local para así preparar el terreno para las nuevas ofensivas militares contra el movimiento de liberación kurdo en las montañas libres, así como para silenciar a todxs lxs que se oponen al fascismo del AKP-MHP y su cooperación con el PDK. El PDK en sí mismo tiene una larga historia de traición y el clan Barzani sólo está interesado en sus propios beneficios económicos y políticos. Mientras juegan con la idea de debilitar el movimiento y ganar algo con ello, no evalúan correctamente el peligro real que suponen las políticas genocidas de las fuerzas de ocupación turcas, un hecho que podría finalmente rebotar y golpearles a ellos mismos también. Sin embargo, nunca debemos olvidar que cualquier ataque a las montañas liberadas del Kurdistán o a Rojava no es sólo un ataque a Rojava en particular y al movimiento de liberación kurdo en general, sino un ataque contra todxs nosotrxs alrededor del mundo. Esto significa que tenemos que defenderlos con todo lo que podamos, no importa donde estemos, apoyando también las acciones de guerrilla de HPG/YJA-Star – por ejemplo, las recientes en Xakurkê, en las Áreas de Defensa de Medya (3) – así como las acciones de sabotaje de las YPS/YPS-Jin (4) como una autodefensa legítima.

La represión contra todas las fuerzas democráticas continúa también en Bakûr, donde el hecho de despojar a lxs 3 parlamentarixs, entre ellxs Leyla Güven y Musa Farisoğulları del HDP, de su inmunidad de diputadx y al día siguiente encarcelarlas, provocó protestas en toda Turquía y más allá. El continuo encarcelamiento y persecución de las fuerzas democráticas – incluyendo el reemplazo de muchas alcaldesas y alcaldes por fideicomisarios del gobierno – muestra la verdadera cara, pero también la fragilidad del fascismo del AKP-MHP. El gobierno fascista del AKP-MHP

es muy consciente del peligro que las fuerzas democráticas representan para su poder, como lo destaca el HDP (5). Por eso también ve a Abdullah Öcalan como una gran amenaza, manteniendo su aislamiento del movimiento, y de toda la gente que ama la libertad. Analizándolo en un contexto más amplio, es siempre muy importante ver la lucha como un combate de la modernidad democrática contra la modernidad capitalista, de la sociedad contra el Estado. Las fuerzas del Estado pueden tener sus diferencias entre sí, especialmente si miramos las aparentes contradicciones que parecen surgir entre las aspiraciones imperialistas de las hegemonías mundiales y las potencias regionales, pero se ponen de acuerdo y se mantienen unidas cuando se trata de estar en contra de la revolución de los pueblos que se está llevando a cabo en Rojava.

Por eso es tan importante que, como dice Besê Hozat (6), continuemos con nuestras protestas y sigamos organizándonos, tanto en Europa como en otras partes del mundo en el marco de una resistencia democrática global. Que veamos las conexiones que existen entre las luchas llevadas a cabo por la modernidad democrática, como por ejemplo la actual lucha en que el pueblo de los EE.UU. se rebela contra sus opresores, en vez de verlas como fenómenos desconectados uno del otro, especialmente durante una época en que la lucha antifascista se enfrenta a una criminalización cada vez mayor. Defender y difundir los ideales de la revolución de Rojava significa también comprometerse más y difundir las ideas y prácticas de la revolución aquí mismo, vivamos donde vivamos, desarrollando lazos y juntándonos constantemente contra los que quieren vernos derrotados. Es importante entender lo que significa la guerra popular revolucionaria, cómo se está llevando a la práctica dentro y fuera de Rojava, y organizarnos de acuerdo con ello dentro de las luchas, estemos donde estemos. ¡La victoria será nuestra!

Comuna Internacionalista de Rojava

9 de junio de 2020

Notas :

1. https://anfespanol.com/kurdistan/karayilan-advierte-contra-una-politica-tacticista-de-los-partidos-de-bashur-20388

2. https://anfespanol.com/kurdistan/el-mit-y-el-kdp-preparan-un-ataque-de-falsa-bandera-para-culpar-al-pkk-20390

3. https://anfespanol.com/kurdistan/hpg-golpean-a-soldados-turcos-en-el-norte-y-sur-de-kurdistan-20500

4. https://anfespanol.com/noticias/la-unidad-yps-jin-reclama-la-responsabilidad-de-las-acciones-en-3-ciudades-20414, https://anfespanol.com/noticias/yps-se-adjudica-responsabilidad-por-acciones-en-estambul-y-rize-20539

5. https://anfespanol.com/kurdistan/hdp-mantenemos-nuestra-postura-20457

6. https://anfespanol.com/reportajes/bese-hozat-la-oposicion-democratica-debe-tomar-las-calles-20351